Servicios de ortopedia pediátrica

Vota este articulo
(1 Votos)

Las condiciones que trata la ortopedia pediátrica en el D.F., son:

  • Las fracturas en niños causados por caídas, lesiones deportivas menores, o por acontecimientos traumáticos, como accidentes automovilísticos.
  • Infecciones óseas y articulares en los niños.
  • Condiciones ortopédicas en los recién nacidos, como la cadera dislocada (displasia de cadera) y pie zambo.

El tratamiento que da un ortopedista pediatra consiste en: Si un niño se lesiona será llevado a la sala de emergencias y primero visto por un médico especialista en medicina de emergencias pediátricas, y en una zona de emergencias pediátricas separada. El médico especialista en medicina de emergencia decidirá su es necesario llamar a un ortopedista pediatra.

En algunas salas de emergencia los pacientes son atendidos en todo momento por un especialista en ortopedia pediátrica. Estos médicos tienen la experiencia especial para tratar las fracturas en niños con el fin de prevenir complicaciones futuras y la posible necesidad de tratamiento adicional.

Ellos entienden que el tratamiento de las fracturas en niños es diferente al tratamiento de las fracturas en los adultos, porque las fracturas en los niños a menudo involucran el área donde crece el hueso, llamadas placas de crecimiento. Este tipo de fractura pediátrica puede afectar el crecimiento del hueso en el futuro, contribuyendo a las limitaciones funcionales en el pie, caminar, agacharse, levantar objetos, subir escaleras, y también puede crear deformidades.

El tratamiento depende del tipo de fractura. Si se requiere cirugía, el cirujano alinea los huesos y luego se pueden utilizar clavos o un yeso para mantenerlos en su lugar hasta que hayan sanado.

Problemas ortopédicos en recién nacidos Los bebés que nacen con problemas ortopédicos son vistos por nuestros especialistas en ortopedia pediátrica. Los problemas ortopédicos más frecuentes en los recién nacidos son:

  • Cadera dislocada
  • El pie zambo

Una cadera dislocada puede ser detectada durante un examen de rutina al recién nacido. La primera opción de tratamiento para los bebés de hasta 6 meses de edad es un sujetador blando llamado arnés de Pavlik, que estimula el desarrollo normal de la articulación de la cadera. Se utiliza generalmente durante tres meses.

Un bebé que nació con un pie zambo se trata generalmente de inmediato, por lo que el pie es funcional, indoloro y estable al tiempo en que el niño está listo para caminar. El ortopedista pediatra estira suavemente el pie zambo del niño hacia la posición correcta, y se pone un yeso para mantenerlo en su lugar. Este proceso se repite durante 6-12 semanas o más para mover lentamente los huesos del pie en la alineación apropiada.

Leido 1332 veces

Búscanos en Facebook