Codo de niñera

Vota este articulo
(0 votos)

El codo de niñera es una dislocación de un hueso en el codo llamado radio. Esto significa que el hueso se sale de su posición normal en la articulación del codo.

 

A esta lesión también se le llama pronación dolorosa o luxación de la cabeza del radio.

El codo de niñera se produce en los niños de 1 a 5 años, por la tracción repentina de la muñeca, generalmente cuando se intenta evitar que el niño caiga o cuando se le sujeta y él se opone a moverse.

Otras formas en que se puede presentar esta lesión:

• Interrumpir una caída con un brazo

• Voltearse de una manera inusual

• Columpiar o balancear a un niño pequeño de los brazos al jugar

Cuando el codo se lesiona, es probable que esto vuelva a repetirse, particularmente pocas semanas después de la lesión (2 a 3 semanas aproximadamente).

Este padecimiento generalmente no se presenta después de la edad de 5 años, ya que para esta etapa, las articulaciones y estructuras circundantes del niño son más fuertes y es menos probable que el niño se encuentre en una situación en donde pudiera ocurrir la dislocación. Sin embargo, en algunos casos, la lesión puede ocurrir en niños mayores o en adultos, generalmente a partir de una fractura del antebrazo.

Una vez ocurrida la lesión, el niño generalmente comienza a llorar de inmediato, se niega a usar el brazo debido al dolor inmediato, puede sostener el brazo ligeramente doblado a la altura del codo y presionado contra el área del vientre o simplemente el niño moverá el hombro, pero no el codo.

Algunas veces el codo volverá de nuevo a su lugar por sí solo, aún esto ocurrido es mejor llevar al niño al médico.

Una vez lesionado NO intente enderezar el brazo o cambiar la posición. Aplique una compresa de hielo al codo y de ser posible, evite mover las áreas por encima y por debajo del codo lesionado incluyendo el hombro y la muñeca.

El médico arreglará la lesión flexionando el codo suavemente y rotando el antebrazo de manera que la palma quede dando hacia arriba. NO intente hacer esto usted debido a que puede causarle daño a su hijo.

Si la dislocación del codo se deja sin tratamiento, el niño puede quedar con incapacidad permanente de mover el codo en forma completa. Con tratamiento, normalmente no se presenta daño permanente.

Prevención

Algunos consejos para prevenir ésta lesión en su hijo son:

No levante a un niño de un brazo solamente como por ejemplo de la muñeca o de la mano. Levántelo por debajo de los brazos, de la parte superior del brazo o de ambos brazos. No balancee a los niños agarrándolos de las manos o del antebrazo.

Para balancear o columpiar a un niño pequeño, dele soporte por debajo de los brazos y sostenga la parte superior de su cuerpo cerca del suyo.

Leido 1470 veces

Búscanos en Facebook